Musica

viernes, 10 de octubre de 2014

1071-1243-1326-1361-1402-1451-1923- Estado Multiétnico-Y Multiconfesiona:l Primera Parte ......



Introdución:




Bursa antigua capital del pueblo otomano

Idioma principal               Turco otomano

Otros idiomas   Griego, Árabe, Persa, Eslavo meridional, Albanés, etc.

Gobierno            Califato (1517-1923)

Monarquía absoluta (1299-1876), (1878-1908)

Monarquía constitucional (1876-1878), (1908-1923)



Sultán   

 • 1299-1326      Osmán I (primero)

 • 1918-1922      Mehmed VI (último)

Gran Visir           

 • 1320–31 (primero)     Alaeddin Pasha

 • 1920–22 (último)        Ahmed Tevfik Pasha


Historia               

 • Fundación      1299

 • Tratado de Lausana   24 de julio de 1923

Superficie

 • 1580 5 200 000 km²


Población

 • 1856 est.         35 350 000

 • 1906 est.         20 884 000

 • 1914 est.         18 520 000

 • 1919 est.         14 629 000

Moneda              Akçe - Kuruş - Lira - Sultani

Gentilicio: Turco (ca) / Otomano (na)









Como bien queda probado en los post que escribo en los relatos cortos de dinastías y civilizaciones lo de las étnias y culturas que tanto éxito tienen y tanto me familiarizo con ellas, hoy dejare constancia de otra época cultural y histórica sobre los otomanos.

Pero al ponerme  hoy con este blog tengo que coger el diccionario para ver el significado de multiconfesional (por eso el titulo), y acto seguido busco,encontrando  y reconociendo los diferentes cultos que el imperio otomano realizo (aún hoy lo siguen haciendo), por sus contemporáneos gobernados en aquella época por la dinastía Osmali.

Osmán I
Aquí doy comienzo a otra de las mejores historias escritas en este blog. La historia de Turquía como otras tantas que escribí (sobre la India, Perú, Grecia), tiene su Halo de encanto, y me influyen todas ellas un gran respeto. Aquí me voy a plantear otro gran reto dejaros con un buen sabor de boca y también dejaros satisfechos con el mundo Otomano uno de los más pequeños estados turcos que surgieron en  Asia Menor durante la decadencia del estado Salyúcida.

Los Turcos Otomanos paulatinamente fueron controlando a los demás estados Turcos y bajo el reinado de Mehmete II (1451-1481), acabaron con lo que quedaba de la dinastía selyúcida.En su máximo esplendor, entre los siglos XVI y XVII se expandía por tres continentes, controlando una vasta parte del Sureste Europeo, el Medio Oriente y el norte de África, limitando al oeste con Marruecos, al este con el mar Caspio y al sur con Sudán, Eritrea, Somalia y Arabia. El Imperio otomano poseía 29 provincias, y Moldavia, Transilvania, Valaquia y Crimea eran Estados vasallos.




El imperio estuvo en el centro de las interacciones entre el Este y el Oeste por seis siglos. Con Constantinopla como su capital y el territorio que se conquistó bajo Solimán el Magnífico -correspondiente a las tierras gobernadas por Justiniano el Grande mil años antes-, el Imperio otomano era, en muchos aspectos, el sucesor islámico de los antiguos imperios clásicos. Numerosos rasgos y tradiciones culturales de éstos (en campos como la arquitectura, la cocina, el ocio y el gobierno) fueron adoptados por los otomanos, que los elaboraron en nuevas formas. Estos rasgos culturales más tarde se mezclaron con las características de los grupos étnicos y religiosos que vivían dentro de los territorios otomanos, creando una nueva y particular identidad cultural otomana.


Tropas otomanas en la primera guerra mundial.
Su origen:


Una étnia dedicada a la ganaderia que tiene en Asia central es el origen de los otomano y más cromquetamenete en Turkeistain, estos moradores hacian su vida como trasumantes y fuenete de ingesos era los caballoas, y el comercioEl origen de los turcos otomanos se puede encontrar en las estepas de Asia Central, en el Turkestán, en una etnia dedicada a la ganadería trashumante, en especial de caballos, y al comercio, con prácticas seminómada.






Los turcos pronto se relacionan con las culturas 
musulmanas de su entorno, entablan con ellas relaciones comerciales y adoptan el Islam en su rama suní. Este contacto se podría deber a la ruta de la seda, pues los mercaderes musulmanes seguramente transitarían por los territorios donde habitaban los otomanos. Las primeras entradas de tribus turcas en la región que posteriormente sería el Imperio otomano se producen en el ámbito militar, cuando los ejércitos del Califato abasí necesitaron soldados para las luchas internas y contra los cristianos y bizantinos durante el siglo IX. Por ello, recurrieron a los territorios fronterizos reclutando a la población. Dentro del Califato abasí ya puede apreciarse cómo los turcos van escalando posiciones en el ejército y la administración. La lenta penetración de tribus turcas en esta zona se realizó de dos maneras: mediante la progresiva ocupación del territorio por parte de los grupos tribales y mediante la lucha contra el Imperio bizantino, que había dominado esta región durante mucho tiempo, al que lo dejaron en nada militarmente.





Batalla de Manzikert
La ocupación de Anatolia por los turcos puedetener su origen en la batalla de Manzikert en   1071, cuando los turcos, al servicio de los selyúcidas, derrotaron al ejército bizantino del emperador Romano IV Diógenes. Esto permitió que los selyúcidas crearan un vasto sultanato que abarcaba Irak e Irán. Hacia 1243, una invasión mongola al mando de Batu, el jan de la Horda de Oro, deja hecho añicos dicho sultanato, el cual había sobrevivido a las luchas internas, a los bizantinos, a la Primera Cruzada y a sus vecinos sirios, los zanguíes y ayyubíes; siendo la soberanía mongola la que lo reemplaza.






Las primeras  victorias: Expansión:

Los otomanos no consiguieron suficiente rigor como para eliminar a sus enemigos inmediatos y establecer un estado hasta el reinado del hijo y sucesor de Osmaman ochan I (1224-1360). la clave de su reinado fue la conquista de Nicea en 1331 y Bursa.  Esta última no solo proporciono la capital sino útiles necesarios para crear una administración Otomana. También pudo acabar con la amenaza de sus vecinos Turcomanos, Aydin que proporcionaba mercancías a Juan Catacuceno.
John Palaiologos

Aydin claudica y serán los otomanos los que ayudaran al candidato al trono bizantino enfrentado  a Juan V Papelogo y se toma y se toma como recompensa el saqueo del territorio bizantino a lo largo del Egeo, en tracia y la mano de la hija de Juan Contacuceno Teodora.




A partir de 1354, los cuerpos de expedición otomanos dirigidos por su hijo Suleyman Paşa establecieron una base permanente en la península europea de Galípoli, a pesar de las protestas de Cantacuceno y otros. Este último tuvo que abdicar por haber sido el responsable de que los turcos se introdujeran en Europa. Bajo el mandato de su hijo, Murad I (1360-1389), se hicieron las primeras conquistas estables en la Europa sudoriental. Tomó Edirne (Adrianópolis) en 1361, la convirtió en su capital y nombró el primer visir del que sería el Imperio otomano: Kara Halil Paşa, de los Candarli, familia que monopolizó el puesto durante el siglo siguiente. El emperador bizantino se comprometió a pagar tributo regularmente a los otomanos y a enviar contingentes militares para su ejército, debido a que no podían enfrentarse a la presión turca sobre Constantinopla. Fue uno de los sultanes más importantes del Imperio otomano por su triunfal campaña militar en Tracia y los Balcanes, que acompañó con tacto y prudencia, pactando con la Iglesia Ortodoxa. También fue el primero en ser nombrado sultán, ya que los anteriores ostentaban el título de emires.






Para defender a Europa de la amenaza otomana, el Papa proclamó una bula llamando de un modo formal a la Cruzada hacia 1366, que fue un fracaso en «la ruta de los serbios». Los otomanos siguieron la política islámica tradicional de tolerancia hacia los zimmíes, o «gente del libro», que tenían derecho de protección sobre sus vidas, propiedades y creencias religiosas siempre que aceptasen un gobierno musulmán y pagaran los tributos (cizye) que les eximían del servicio militar. Por ello no se hizo ningún esfuerzo para la conversión en masa de la población. Durante su reinado también se creó el cuerpo de los jenízaros, una pieza clave en el desarrollo posterior del imperio.



Enfrentamientos contra el Reino de Hungría:

El sultan Turco Beyazid I

 

Las amenazas se multiplicaban, y a su vecino Karaman se unió la expansión mongola de Tamerlán. Los turcos otomanos continuaron avanzando hacia los territorios europeos, poniendo en alerta a la potencia medieval del Reino de Hungría. De esta forma, el rey Luis I de Hungría el Grande condujo en 1375 una batalla en el Principado de Valaquia. La situación política entre los valacos y los húngaros enfrentados a los turcos otomanos generaron ciertos conflictos entre ambos, lo cual creó una situación donde apenas se logró contener las invasiones sin expulsar a los turcos de la zona.

Luis I de Hungria
Después de la muerte del rey Luis I, sucedió un corto periodo de inestabilidad política, hasta que el rey Segismundo de Hungría subió al trono. De inmediato la amenaza otomana fue tomada en serio por el rey húngaro y los demás duques y Príncipes de los Estados satélites de Hungría, por lo que se formó la coalición de los Estados eslavos del sur, dirigida por Segismundo. Fue en la decisiva batalla de Kosovo (1389) cuando la victoria otomana permitió realizar nuevas conquistas al sur del Danubio, acabando con la última defensa organizada en el área de los Balcanes y dejando a Hungría como único oponente serio en el sudeste de Europa. En esta batalla, un preso serbio asesinó a Murad I (el único sultán asesinado en una batalla), y le sucedió su hijo Beyazid I (1389-1402), afianzándose en la victoria. Para evitar posibles luchas por el trono, fue éste el primer sultán que mató a todos sus hermanos, práctica común a partir de este momento y que institucionalizaría el sultán Mehmed II. Los esfuerzos de Beyazid se encaminaron a conquistar el oeste de Asia Menor, lo que consiguió en 1390.

El sultan Otomano Soliman el magnifico
En 1396, los ejércitos otomanos de Beyazid I vencieron a las fuerzas cruzadas de Segismundo de Hungría en la batalla de Nicópolis (1396). Al poco tiempo, los nobles húngaros aún descontentos se alzaron contra Segismundo en 1401 y en 1403, siendo derrotados en ambas ocasiones. Tras vencerlos, Segismundo continuó en el poder durante los cuarenta años siguientes sin ninguna clase de obstáculo sucesorio, conteniendo los ataques turcos otomanos, que ya realizaban incursiones en territorio magiar.

De esta forma, el Reino de Hungría siguió conteniendo los embates del expansivo imperio otomano. En 1408, el rey húngaro Segismundo fundó entonces la Orden del Dragón, la cual continuó alentando el espíritu de conservación del Cristianismo y la independencia de los territorios europeos. A esta orden pertenecieron, entre otros nobles, el Príncipe Vlad II Dracul de Valaquia (actual Rumanía), quien fue el padre del conocido sanguinario Vlad III, del cual posteriormente surgió el personaje de Bram Stoker, Drácula. Los otomanos siguieron avanzando hacia Europa y en 1427 atacaron y ocuparon la fortaleza de Galambóc a orillas del Danubio al sur-oeste del reino de Hungría.

Muerte del rey Luis II de Hugria en la batalla de Mohác
Las tropas otomanas parecían indetenibles, a pesar de que el rey húngaro y polaco Vladislao II organizó una armada y partió con ella hacia el este en 1444. Los ejércitos del sultán Murad II salieron victoriosos en la batalla de Varna, en la cual también murió el rey cristiano. Tras la muerte de Vladislao I, al no dejar herederos, el trono le correspondía al joven príncipe Ladislao V, hijo del fallecido rey húngaro Alberto de Habsburgo, quien había gobernado antes del mártir de Varna. Puesto que Ladislao era muy joven para gobernar, los nobles húngaros escogieron de inmediato a un conde que había sido comandante de los ejércitos húngaros en las anteriores batallas contra los turcos: Juan Hunyadi.

El conde Hunyadi regente Hungaro
 
Hunyadi prosiguió la lucha contra los turcos otomanos y alcanzó la victoria en el Sitio de Belgrado (1456), siendo esta la primera gran batalla ganada por los europeos cristianos contra los turcos. En honor a esta proeza, el Papa Calixto III ordenó que se instituyese un toque de campanas del mediodía para honrar la victoria húngara. De esta manera, Hungría recibió el título de "Último Bastión del Cristianismo en Europa", por el cual fue conocido durante toda la época del Renacimiento. Tras la muerte de Juan Hunyadi, y al estar vacante el trono húngaro, su hijo menor fue elegido rey por los nobles, y de esta forma, Matías Corvino fue coronado en 1458. El rey Matías Corvino mantuvo una política expansionista en Europa, y durante su reinado logró igualmente contener los ejércitos otomanos.