Musica

lunes, 3 de noviembre de 2014

Dinastías Y Civilizaciones Relatos Cortos: Relato Quince El Carnero Alado........

Introducción:

Jason regresa con el bellocino de oro en una cratera roja de apulla
Vamos a imaginarnos un carnero alado como lo describe la mitología griega o sea el vellocino de oro que era el vellón o zalea de del carnero Krysomallos (Χρυσομαλλος). Me gusto esta historia que encontré  mientras repasaba la mitología de Grecia y me propuse escribir  algo al respeto. Lo hare como lo hacían los antiguos griegos con auténtica vehemencia.

Historia:

Empieza la pasión y la fuerza de mi lápiz para relatar el carnero alado.


En castellano el vellón oro se le conoce como crisómolo. Aparece en la historia de Jason y los argamautas 8heroes que acompañaron a Jasom en la búsqueda del  vellón de oro ), quienes partieron en su búsqueda para lograr que Jason ocupase justamente el trono de Yolcos  en Tesalia se decía que el carnero era hijo de Poseidon y Teofame.

Atamante rey de la ciudad de Orconemo en Beocia (región al sudeste griego), tomo como primera esposa a la diosa Nube Nefele, con quien tuvo dos hijos Idele y Frixo. Más tarde se enamora y se casa con  Ino la hija de Cadno. Pero los celos traicionaron a Ino con sus hijastros que plantea matarlos (en algunas versiones persuadió a Atamante de que sacrificar a Friso era la única forma de acabar con una hambruna).

Nafele o su espíritu se apareció ante los niños con un carnero alado y cuya lana era de oro. Los niños huyeron montando al carnero sobre el mar, pero Idele se cayó y se ahogó en el estrecho de Helesponto llamado así en su honor. El carnero llevo a Frixo hasta la Calquide a la lejana (oriental), playa del mar euroxino. Frixo sacrifico el carnero y colgó su piel en un árbol  según algunas versiones un roble), consagro a Ares donde fue guardado por un dragón. Alli permaneció hasta que Jason se hizo con ella. El carnero se convirtió en la constelación Aries.

Interpretaciones:




Se han realizado intentos de interpretar el vellocino de oro no sólo como un objeto extravagante en un mito sino como el reflejo de un objeto o práctica cultural real. Así, por ejemplo, se ha sugerido varias veces que la historia del vellocino de oro significaba la llegada de la ganadería a Grecia desde el este, o que aludía al trigo dorado o al sol.

Otra interpretación se apoya en las referencias de algunas versiones a la tela púrpura o teñida de púrpura. El tinte púrpura extraído de caracoles del género Murex y especies relacionadas era muy caro en tiempos antiguos, y la ropa hecha de tela teñida con él era señal de gran riqueza y elevada posición (de ahí la asociación del púrpura con la realeza). La relación del oro con el púrpura es por tanto natural y ocurre frecuentemente en la literatura.



 
Una interpretación más extendida relaciona el vellocino de oro con un método para extraer oro de los ríos que está bien avalada (pero sólo desde cerca del siglo V a. C.) en la región de Georgia al este del mar Negro. Zaleas de oveja, a veces extendidas sobre marcos de madera, se sumergían en la corriente de agua y las pepitas de oro que bajaban desde placeres río arriba se recogían en ellos. Los vellocinos se colgaban entonces en los árboles para secarlos antes de sacudirles o peinarles el oro.

El antiguo origen del mito en tiempos anteriores a la literatura significa que todas las interpretaciones existentes son muy posteriores y en mayor o menor grado racionalizaciones que sufren del muy incompleto conocimiento de la cultura en la que surgió. La mayoría ha sido de hecho criticada en la literatura arqueológica. Un intento de construir una explicación más plausible mediante su ubicación en lo que se conoce de esa cultura señala, curiosamente, a una de las primeras propuestas, en concreto que el vellocino de oro representa la idea de la realeza y la legitimidad: de ahí el viaje de Jasón en su busca, para restaurar el legítimo gobierno de Yolcos.












En el siglo XV, el vellocino fue elegido como símbolo para la cadena o condecoración de la Orden del Toisón de Oro. Esta orden caballeresca subsiste aún hoy dividida en dos ramas cada una con su Gran Maestre: el rey de España y el jefe de la casa de Habsburgo.